Manifestacion BilbaoCooperacion en El SalvadorMesa Ebola Tele 7Cambiar el futuro. Jornadas 2015mesa en tele 7Mesa "Cambiar el Futuro" 2015Foro Social Vasco 23N 2013 BilbaoRueda de prensa FORO VASCO POR LA SALUD: "50 MEDIDAS PARA MEJORAR LA SALUD.."Cooperacon en Bonkorio, MalíSeminario AntropologiaGripe 2014 Tele 7Junta directiva Osalde y delegación de El SalvadorRueda de prensa en Bilbao Jardin des femmes, Malí

¿Quieres colaborar?

¡Hazte socio/a!

Formulario de solicitud

e-Boletín · OSALDE

Inicio de sesión

  · ASOCIACIÓN POR EL DERECHO A LA SALUD · OSASUN ESKUBIDEAREN ALDEKO ELKARTEA ·

 

Cómo utilizar neurolépticos sin perder la cabeza

Publicado en Nogracias.eu el 12 marzo 2017 by nmurcia

Los neurolépticos pueden ser muy útiles para muchas personas con cierto tipo de problemas mentales y en determinados momentos, pero no son el tratamiento curativo de ninguna enfermedad y su uso prolongado o a altas dosis puede provocar perjuicios que exceden, en mucho, los posibles beneficios.

Es necesario recuperar la máxima prudencia en la utilización de unos medicamentos cuya utilización se está banalizando, ampliándola sin evidencias científicas al manejo de sintomatología emocional menor (insomnio, ansiedad), depresión, dependencia de drogas y poblaciones especialmente frágiles (niños, adolescentes y ancianos) 

Las razones de este fuerte incremento del consumo radican en la continua comercialización de nuevos fármacos y formas farmacéuticas, de precio elevado. Esto comporta una presión comercial creciente, que difunde una imagen de seguridad con mensajes ambiguos, engañosos o simplemente falsos. Estos mensajes exageran la eficacia, minimizan u ocultan los efectos adversos, y promueven su uso en indicaciones no autorizadas durante períodos largos.” (BG)

La AMSM acaba de publicar la traducción por José A. Inchauspe y Miguel A. Valverde de un documento editado hace 2 años por dos académicos: VOLKMAR ADERHOLD del Institut für Sozialpsychiatrie an der Ernst-MoritzArndt-Universität de Greifswald de Alemania, y PETER STASTNY del Department of Epidemiology de la Columbia University, New York en EE.UU

Coincide en el tiempo esta traducción con un número monográfico del Butlletí groc: Antipsicóticos: mala ciencia, pseudo-innovación, prescripción desbordada y yatrogenia”

En el siguiente resumen utilizaremos tanto textos de la Guía de la AMSM (citado como Guía AMSM) como del Butlletí groc (citado como BG)

Captura de pantalla 2017-03-12 a las 14.27.06

1- No le llames esquizofrenia si no sabes qué es:

La esquizofrenia es un constructo que presenta una gran variedad divergente de formas, expresiones, trayectorias y sensibilidad al entorno. Como diagnóstico su uso no tiene más que una fiabilidad moderada, es decir hay frecuentes errores diagnósticos, y la definición del constructo ha sido modificado a menudo en los últimos cien años, la última en el DSM- 5. La coincidencia entre esas diferentes versiones es inferior al 30%. Es un constructo cada vez más cuestionado desde una perspectiva científica básica, bien al hacer hincapié en la heterogeneidad de los síndromes que abarca, o bien por los límites difusos de las experiencias psicóticas en la población general” (Guía ASMS)

2- La teoría dopaminérgica es una descripción (parcial) no una explicación:

El aumento de la actividad dopaminérgica subcortical no se considera como la causa de las psicosis, sino más bien como un correlato o vía final fisiopatológica compartida, un resultado de múltiples factores genéticos, biológicos y sociales (básicamente emocionales) que han ejercido su efecto previamente. En cada caso individual se da una variabilidad de factores que actúan de forma acumulativa e interactiva en la persona, su psiquismo, su cuerpo y su cerebro como «órgano social»” (Guía AMSM)

3- No se llaman antipsicóticos sino neurolépticos:

Utilizamos el viejo término de «neurolépticos» porque el concepto de «antipsicóticos» evoca una analogía injustificada y un potencial terapéutico similar al de los antibióticos.” (Guía AMSM)

Neuroléptico significa que ata o bloquea el cerebro, que lo aísla” (BG)

4- Los nuevos neurolépticos no son mejores que los más antiguos:

Las hipótesis defendidas durante mucho tiempo sobre las ventajas concretas de los neurolépticos de segunda generación, gracias a sus adicionales efectos serotoninérgicos, están hoy en día desacreditadas.” (Guía AMSM)

Las pruebas disponibles muestran que la división de los neurolépticos en los de primera y de segunda generación es un montaje comercial sin base científica.” (BG)

5- Los efectos secundarios de los neurolépticos son más frecuentes cuanta mayor sea la dosis y más largo el tiempo de tratamiento:

Es algo que sucede por igual con los neurolépticos típicos y con los atípicos. Estos efectos secundarios se pueden evitar casi en su totalidad manteniéndose en los límites de la ventana terapéutica, y cuando se dan se debe probablemente a una dosis excesiva.” (Guia ASMS)

Captura de pantalla 2017-03-12 a las 14.04.18

Guía ASMS

Captura de pantalla 2017-03-12 a las 14.58.22

BG

Son efectos secundarios de todos los neurolépticos:

aumento de la prolactina, trastornos motores extrapiramidales (las discinesias tardías se dan, como media, en torno al 30% de todos los pacientes y en un 42% tras más de 5 años de uso de antipsicóticos; son irreversibles en el 75% de los casos), acatisia (inquietud motora o síndrome de piernas inquietas, reacciones disfóricas clínicamente significativas (apatía, abatimiento), deterioro cognitivo, agravamiento de los síntomas depresivos y «negativos» (los llamados síntomas negativos inducidos por los neurolépticos, o síndrome deficitario inducido por los neurolépticos), muerte súbita cardíaca, infarto de miocardio, efectos secundarios metabólicos, mortalidad cardiovascular y cerebrovascular, disfunción sexual.

En las personas de edad avanzada, la menor capacidad de eliminación de fármacos y las interacciones farmacológicas incrementan su toxicidad… El Departamento de Salud del Reino Unido concluyó que el uso innecesario de neurolépticos produce anualmente 1.600 casos de ictus y 1.800 muertes adicionales en personas de edad avanzada con demencia” (BG)

Captura de pantalla 2017-03-12 a las 11.03.05

6- Las dosis terapéuticas están muy por debajo de las usadas habitualmente y recomendadas en las Guías

La dosis individual necesaria para alcanzar esta ventana terapéutica varía de una persona a otra pero en general son bastante bajas… la horquilla de la dosis óptima para la mayoría de pacientes previamente expuestos a neurolépticos se hallaba entre 1,9 y 6,5 miligramos equivalentes de haloperidol (H-Eq) al día; para el 46% la dosis óptima era incluso más pequeña (en torno a 2mg o menos). Para las personas en un primer episodio la dosis óptima era entre 1 y 3,2mg H-Eq, menos que la mitad de la dosis de los pacientes que ya fueron tratados previamente…Prácticamente no se obtenía ningún efecto terapéutico adicional por encima de las dosis próximas al nivel máximo.” (Guía ASMS) (ver abajo equivalencias entre haloperidol y otros neurolépticos)

Captura de pantalla 2017-03-12 a las 10.54.11

Las guías clínicas contienen frecuentes errores en las dosis recomendadas, que dan lugar a dosis excesivas en la práctica clínica rutinaria.” (Guía ASMS)

7- Los estudios que señalan menos efectos secundarios o más efectividad de los neurolépticos de segunda generación o atípicos son fraudulentos:

Los estudios comparativos entre los denominados neurolépticos «típicos» y los «atípicos» se han realizado utilizando dosis para los «típicos» (en general el haloperidol, el medicamento con mayores efectos adversos) por encima de los 10 mg en el 80% de los estudios, y de 20 mg y más en el 20%, con objeto de obtener mejores resultados para los «atípicos», en particular menos efectos secundarios neurológicos y sedativos. Muchos científicos renombrados han participado y se han beneficiado de esos estudios claramente engañosos” (Guía ASMS)

En los llamados grupos placebo de estos estudios, en el 86% de los casos, se informó que los neurolépticos fueron retirados en un plazo inferior a seis días. De hecho, estos grupos «placebo» se deben considerar como grupos de «discontinuación», en los que los pacientes son más proclives a experimentar síntomas psicóticos añadidos por deprivación de la medicación. Se trata de una interrupción del tratamiento que interfiere con la posibilidad de remisión espontánea de los síntomas y exagera cualquier diferencia en la efectividad de los neurolépticos a favor de los grupos experimentales” (Guía ASMS)

8- El ajuste de dosis debe ser muy gradual y siempre individualizado

Es esencial un abordaje gradual en el aumento progresivo de las dosis a la hora de alcanzar la dosis óptima para cada paciente, puesto que esta puede hallarse tanto por encima como por debajo de estas cifras. Las mayores posibilidades de encontrar la mínima dosis posible, se consigue evaluando la dosis durante varias semanas, puesto que el 80% de los efectos tienen lugar en un plazo de 4 semanas. Si el aumento de la dosis no consigue disminuir más los síntomas en 4 ó 6 semanas, hay que retirarla aunque persistan síntomas residuales.” (Guía ASMS)

Se recomienda una estrategia de búsqueda individual de la dosis adecuada para cada paciente mediante ensayo y error.. (considerando) las diferencias individuales en el metabolismo de los neurolépticos”. (Guía ASMS)

Para determinar la dosis efectiva más baja posible es necesario subir gradualmente la dosis partiendo del límite inferior en intervalos de varias semanas (12-24 semanas), siempre que no se produzca una reducción de síntomas a una dosis dada. No es posible predecir la dosis óptima para cada persona” (Guía ASMS)

9- No siempre hacen falta neurolépticos en un primer episodio de “esquizofrenia”

Existen cuatro tipos de personas diagnosticadas de «esquizofrenia» que sufren un primer episodio psicótico: 1. Los que no necesitan neurolépticos, al tratarse de un episodio autolimitado o que responde favorablemente a intervenciones psicosociales (40% – posiblemente el 60%). 2. Los que en líneas generales se benefician de los neurolépticos para la remisión sintomática (30%). 3. Los que necesitan neurolépticos solo brevemente, en tratamiento ocasional a demanda (10%). 4. Los no respondedores (15-20%).” (Guía ASMS)

El mejor conocimiento de los graves efectos indeseados que pueden causar los neurolépticos ha hecho resurgir la idea de evitar en lo posible su uso, también en enfermos crónicos. Varios estudios no aleatorizados sugieren que entre un 30 y un 40% de los pacientes con psicopatía grave podrían evitar completamente el uso de neurolépticos. Incluso recientemente se ha puesto en duda la superioridad de los neurolépticos sobre otros fármacos en el tratamiento de un brote psicótico agudo. En un antiguo ensayo clínico no se observaron diferencias con opiáceos al cabo de tres semanas, y se conocen siete ensayos de comparación de un neuroléptico con una benzodiacepina (diacepam o loracepam) en el tratamiento de un brote psicótico agudo: en tres fue superior el neuroléptico, en tres la benzodiacepina y en uno no se observaron diferencias” (BG)

10- Hay que evitar tanto aumentar las dosis de forma prematura como combinar neurolépticos

Con demasiada frecuencia se aumenta la dosis de forma prematura, o se instaura una combinación de medicamentos, lo que conlleva dosis excesivas («sobresaturación») con mayores efectos secundarios” (Guía ASMS)

11- El tratamiento no puede ser solo farmacológico

El nivel de dosis necesario de neurolépticos depende en buena medida de la calidad del tratamiento psicosocial y psicoterapéutico en las intervenciones en la fase aguda..Los neurolépticos no pueden reemplazar las intervenciones psicosociales y psicoterapéuticas; solo pueden servir para apoyarlas, en caso de que en realidad sean necesarios” (Guía ASMS)

En la mayoría de los casos, las creencias «delirantes» solo se transforman cuando la persona las integra en un contexto significativo perteneciente a su biografía, tras un trabajo psicoterapéutico individual y nuevas experiencias de aprendizaje” (Guía ASMS)

12- El objetivo del tratamiento farmacológico no es suprimir los síntomas delirantes

Los neurolépticos –cuando son efectivos— simplemente mitigan y procuran un distanciamiento de las experiencias delirantes, pero en general no producen una corrección real de su contenido” (Guía ASMS)

Las psicosis pueden entenderse como intentos ineficaces de resolver problemas profundos. Pensar en ellas como meros síntomas de un trastorno y buscar su supresión (farmacológica) es una simplificación excesiva y errónea.” (Guía ASMS)

13- Es necesario planterase la reducción de dosis y la polifarmacia aunque parezca que el paciente no evoluciona bien: los riesgos de la sobresaturación terapéutica son mayores que los de recaída

Una reducción gradual (10% de la dosis cada 4 o 6 semanas) de una dosis excesiva no suele provocar un aumento de recaídas y de hecho se puede asociar a una reducción de síntomas positivos persistentes” (Guía ASMS)

Reducir la polifarmacia partiendo tuvo éxito en la mayoría de los pacientes.. mejoraron la atención y las funciones ejecutivas, así como el funcionamiento cotidiano y ocupacional… La monoterapia se acompañó de una reducción de peso en torno a 5 libras (2,5 kilos) en seis meses, mientras que la polifarmacia acarreó aumento de peso” (Guía ASMS)

14- Evitar tratamientos a largo plazo o “de por vida”

El tratamiento a largo plazo mediante neurolépticos produce un empeoramiento de los síntomas para un grupo amplio de pacientes a lo largo del tiempo. Este deterioro ocurre en un 60% de los pacientes desde el principio, y en el otro 40% tras una mejoría inicial en los seis primeros meses” (Guía ASMS)

No todos los pacientes en mantenimiento con neurolépticos los necesitan realmente, pero nunca se les dio la oportunidad de intentar una interrupción” (Guía ASMS)

15- El abandono de la medicación por el paciente es consecuencia del tratamiento no de la enfermedad

Es necesario reconsiderar el abandono unilateral o la no adherencia unilateral a la medicación. No debe ser considerado como la causa sino como el resultado desfavorable a largo plazo del tratamiento neuroléptico. El hecho de que la discontinuidad del tratamiento tenga lugar de forma abrupta y sin supervisión profesional contribuye a su frecuente fracaso” (Guía ASMS)

16- Hay una pérdida de eficacia de los neurolépticos a largo plazo que suele confundirse erroneamente con un empeoramiento de la enfermedad

Una pérdida parcial de la efectividad de los neurolépticos da como resultado más síntomas psicóticos (residuales) en el curso del tratamiento.. En la práctica clínica, esto implica aumentos significativos y compensatorios, o inapropiados de las dosis («sobresaturación») especialmente si ha tenido lugar una falta parcial de respuesta” (Guía ASMS)

 

Relacionado con: 
Imagen de Redaccion web